ASESORANDO AL DOCENTE  

Actualmente son muy importantes los planteos acerca del tema del nuevo rol de la conducción.
Hoy en día el directivo asume su rol desde una multifuncionalidad: tarea a la vez desafiante y enriquecedora, pero que también asusta.
Una de sus funciones será asesorar pedagógicamente a los docentes a su cargo.
Asesorar no implica dar directivas, no es decir lo que se debe hacer, y lo que no se puede hacer.

El directivo debe acompañar el proceso de enseñanza-aprendizaje aportando ideas, compartiendo estrategias, bibliografía, enseñando cómo manejar algún tema o situación; pero nunca contener, como se escucha a muchos docentes pedirlo . Contener apela demasiado a una concepción materno-paternal de la función directiva.

Contener las problemáticas personales y hasta familiares, hacerse cargo de las características de personalidad de cada docente, sólo ayuda a restar profesionalismo a la tarea pedagógica.
Ello no implica, de ninguna manera, la desaparición de vínculos afectivos, que son imprescindibles para la vida institucional. Por el contrario, significa tomar en consideración a los actores de la situación educativa justamente a partir de este rol: actores de la situación educativa.

El directivo no debe analizar las problemáticas personales de los docentes , sino la incidencia que ellas, entre otros múltiples factores, pueden tener sobre la tarea fundamental de este mismo docente: enseñar y participar de la vida educativa de la institución.

Graciela Izaguirre

BIBLIOGRAFÍA
D´Alessio- Barrionuevo- DCPAD- GCBA- 1997